Moje hlavní stránka

Posts tagged “español

Acá también hay caldo Maggi

 ¿Sabían que hay un plato que literalmente se llama ají de gallina en la comida checa?  El nombre en checo es Slepice na Paprice, y hasta se parece al nuestro en la foto:

pero quisiera centrarme más en lo que para mí, como peruano, significa cambiar de bolo alimenticio, y empezar a deglutir los olores y sabores de la comida checa y de los productos alimenticios del mainstream checo.

La comida checa se caracteriza, básicamente, por elementos comunes en la mayoría de sus platos como la carne de cerdo, las papas, harina de papa, los knedliky, o dumplings, como decimos los gringos, así como verduras como la col agria o chucrut, que ellos suelen llamar sauerkraut, pues esta gastronomía mantiene una estrecha relación con la cocina del sudeste alemán y de Austria.  Vale destacar que cada vez se come más carne de pollo y de res, como en el caso del Kuřecí řízek o wienerschnitzel o milanesa de pollo, o de posho, de acuerdo fonético según la variedad dialectal del español hablada por los habitantes de los territorios aledaños al Río de la Plata, o sea Argentina y Uruguay pues chochera, yunta, causa y adú.  Pero hay que mencionar que también se puede hacer milanesa de chancho, en este caso sería Vepřový řízek.

 

El plato más popular de la cocina checa es el popular Vepřo-knedlo-zelo, versión corta de vepřová pečeně s knedlíky a se zelím.  Básicamente es un chancho asado con knedliky o dumplings, que son una especie de pasta hecha a base de harina de papa y horneada, con este sauerkraut que les digo:

Particularmente, el plato que más me gusta es uno llamado Svíčková, o solomillo de res y crema.  Se trata de un pedazo de carne de res, específicamente lomo, pues svíčková significa lomo literalmente, bañado con una salsa hecha a base de zanahoria, perejil y crema de leche.  Aparte se debe echar arándanos, o cranberries, como volvemos a decir los gringos, y también viene con una rodaja de limón, pero el limón checo, que es mas grande que el peruano, aunque el peruano, o limón de pica, acá es conocido como limetka, así que también hay y te puedes hacer tu limonada como en Perú.

También otra comida que me gusta es una vaina que se llama  španělský ptáček o, para el pueblo, pajarito español.  Esto no quiere decir que le cortan el pajarito a un huevón español y lo asan, aunque las similitudes saltan a la vista:

lo que es importante destacar de este plato es que no tiene nada de pajarito porque son unos rollos de carne con salchichas y huevo.  Las salchichas acá son de muy buena calidad, incluso mejor que La Segoviana, La Preferida, y claro, Embutidos Popeye y Chiclín.

En cuanto a los postres, los que más me gustan son los Koláček, que son unas masas dulces con un poco de mermelada de fruta encima y las galletitas que hacen para navidad:

¿Y saben qué?  ¡TAMBIÉN HAY PANETÓN, CARAJO! Se llama Vánočka, pero es ligeramente diferente, así parece:

No sé cómo terminé haciendo un breve repaso de la gastronomía checa, pero yo sólo quería decirles que acá también hay caldo Maggi.