Moje hlavní stránka

No quiero que llegue navidad

No quiero ver lucecitas de colores Made in China, ni cipreses con ramas de plástico.
No quiero colgar las tarjetas de navidad en el divisor de ambientes, ni reclamar mi pavo en San Fernando.
Siento el bucólico anuncio de lo inevitable, y es insoportable la levedad del ser.
No quiero ver más checkpoints, ni agentes de aduana. No quiero ser parte de la realidad peruana.
No quiero imprimir más boarding passes ni memorizar códigos de reserva y deletrearlos en alfabeto fonético para que las del call center no me agarren de huevón.
No quiero hacer trueque por el pavo al peso y comprar pechuga de pavo y sus respectivas guarniciones.
Mi panetón ya no tiene frutas confitadas, y ya no da risa el comercial del cuy mágico que presta plata para comprar la merca para la campaña navideña.
No quiero tomar chocolate caliente, porque estamos en verano.
No quiero echar nieve en spray, porque estoy en el desierto.
Y es que el cielo es abierto y constante, y en mis brazos aún tengo a mi amante.
No quiero que sean las 12 y brindar por la paz y la armonía, no quiero terminar con la agonía.
No quiero reventar cuetes ni detonar un silbador en el tubo de escape del carro del vecino.
No quiero más regalos, porque ya tuve todo, y mi vida está animada.
Y al final de todo, Papá Noel sigue vendiendo más que el Niño Jesús de Praga.

2 Responses

  1. //Aurita//

    me encantó 🙂
    vendrá navidad y tb la bendición, stoy segura! tqm

    noviembre 27, 2009 at 6:57 pm

  2. veco

    jajaj estás mal de la cabeza..pero tiene ritmo el texto… me gustó

    noviembre 30, 2009 at 5:00 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *