Moje hlavní stránka

Hoy

Hoy asistí a un evento cultural, un evento de mi centro laboral. Era uno más de los tantos a los que he ido. El problema es que hoy fue la primera vez que me sentí en el limbo de ser el practicante. Mientras todos ven el evento cómodamente en su sillón, yo tengo que tomar las fotos, recibir vituperios de algún tarado que pensó que no me di cuenta que le tapaba la vista para tomar una foto, tomarle una foto a alguna señora pituca de avanzada edad, pues no se lleva bien con la tecnología actual, o simplemente sentir que hay algo que me ata de manos y no poder sentir que despego profesionalmente, siendo esta mi cuarta práctica pre-profesional.

Hoy fue la primera vez que sentí esas ganas de superarme y mover cielo y tierra para conseguir mis objetivos, como lo fue con mi primer viaje a Europa, en aspectos académicos. Hoy día sentí, más que nunca, una necesidad tremenda de terminar la universidad.

Hay varias personas que esperan que la termine ya. Mis padres, por lo pronto, tienen el derecho de empezar su vejez relajados, invirtiendo en la casa, en ponerla bonita, en recuperar la membresía de alguno que otro club, en que el carro vuelva a andar y deje de ser un adorno en la puerta del garaje. Mi novia, quien es una gran mujer, admirable en todos los sentidos. Mis amigos, para estar a su nivel, haciendo las cosas que quieren y ganando bien por ello. Pero, por sobretodo, yo. Yo siento que ya es hora de acabar esto, que podría estar ganando bien y, sobretodo, rompiendo esquemas. Quiero seguir probando que nací para hacer posible lo imposible, que llegué lejos, que dejé el nombre de mi país en alto, y que pueda morir tranquilo, sabiendo que hice una infinitésima contribución al mundo.

Hoy día sentí ese calor abrazador de querer, por fin, despegar y poner en práctica todo lo que he aprendido. Hoy estoy a menos de un mes de mis finales y estoy más convencido que nunca que ya me llegó al pincho seguir siendo un vulgar estudiante de pregrado y que tengo que acabar con esta historia. Vamos carajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *