Moje hlavní stránka

Fujishock

Ayer comentaba con un amigo alemán lo que podría pasar si extraditaban a Fujimori. Comentaba acerca de todas las cosas que pasaron en su gobierno. Yo lo recuerdo clarísimo porque viví toda mi infancia en un país gobernado por ese hombre y estudié con los hijos de algunas personas que integraban ese gobierno. Recuerdo cuando todos pensaban que Vargas Llosa iba fijo y terminó ganando el outsider Fujimori. También recuerdo el DISOLVER, y cuando se bajó a los terrucos. Nunca me voy a olvidar cuando Keiko me mandó un beso volado en el hipódromo (en esa época no era algo muy “in”, que digamos). Nunca olvidaré el 2000. Nunca olvidaré el canal 2 de los Winter o la guerra mediática contra Toledo y Andrade. Yo realmente me sentí feliz cuando el chino dejó el poder, pero no tanto por estar en contra de él, sino por vivir en el gobierno de otro presidente.
Ahora que lo traen, realmente hasta me da un poco de pena. Este hombre es una especie de Pinochet peruano (“Yo soy chinochet”) , un hombre que genera tal pasión entre sus seguidores que puede dividir a un país en la mitad. Es cierto que hizo cosas terribles, pero yo no voy a ser mezquino y negarle el hecho de haber extirpado el terrorismo de este país, o haber salvado económicamente el pais, gracias a otro personaje casi tan cuestionable, como es Carlos Boloña Behr. Este último nos salvó de la hiperinflación. Creo que el hecho de traer a Fujimori va a ser lo peor que le pudo pasar a Alan, va a crear un verdadero terremoto político. Ya veo a los fujimoristas pidiendo derechos humanos y a los defensores de los derechos humanos pidiendo su cabeza. Algo contradictorio, ¿no creen?. Sólo el destino sabe qué pasara cuando Alberto Kenya Fujimori Fujimori pise suelo peruano. No vaya a ser que dentro de 3 años termine siendo presidente.

One Response

  1. Carla

    VIVA FUJIMORI SIEMPREEE

    Septiembre 30, 2007 at 3:33 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *