Moje hlavní stránka

Archive for Diciembre, 2009

Oda al Pollo Broasthers

Hoy comí pollo broasthers. Estaba bien rico el pollo broasthers. Las luces de neón me dan la bienvenida a un mundo desconocido, y el menú forrado en Vinifan, e impreso a inyección de tinta recargada en la 53, me brinda las diferentes alternativas de pollo broasthers. Traigo la gaseosa de afuera, porque tengo que ahorrar plata, para comer más pollo broasthers. El mozo almuerza pollo broasthers, también, en la mesa del costado. Lleva la boca a la comida y no la comida a la boca. Hago lo mismo, para sentirme parte de la comunidad del pollo broasthers. Volteo la mirada y un joven, posiblemente un obrero de construcción civil beneficiado por el boom del sector construcción, está despilfarrando su dinero en pollo broasthers. Es para mí una tautología que este muchacho metió la pata, dada su inexperiencia al tratar a su señora y a su hijo. Prueba de esto es que, ante la atónita mirada del mozo, de la cajera Mery Shein y del pollo broasthers, lanzó un “calla la boca o recunchatumare” a su hijo de aproximadamente unos cinco años. El niño lloraba porque no llegaba el pollo broasthers. Toda la culpa la tiene el pollo broasthers, y los microbios de la mano del mozo que llenaba las bolsas con el variado salsa bar, luego de haberse rascado cierta profundidad del cuerpo humano. Es pan de cada día en un sitio donde venden pollo broasthers. Deberían vender pan con pollo broasthers. Qué rico es el pollo broasthers cunchasumare. Ya me veo inaugurando mi pollería en algún rincón del mundo. Le voy a poner “Conchatumadre”, con letreros de peltre y cromados y toda la huevada. Así va a dar gusto llevar el sabor del pollo broasthers a los paladares más exigentes del mundo, junto con una extensa colección de películas de artes marciales de bajo presupuesto, dobladas al español con locutores de menor presupuesto. Los comenzales van a poder pintar las paredes con spray luego de comer pollo broasthers, y yo, personalmente, les voy a enseñar lo más nice de nuestro vocabulario. El pollo broasthers también debería ser parte de la ayuda humanitaria. Yo estoy seguro que el pollo broasthers va a salvar al mundo de la hambruna. Quizás el día de mañana sea un tipo exitoso y coma foie gras, pero nunca voy a dejar mi pollo broasthers. Y qué curioso, porque hoy comí pollo broasthers y cagué como caballo.


Eternity

Que sea europea, europea bien. Que su desenvolvimiento me sorprenda frente a un número indeterminado de eager young minds. Que no le importe que mis primeras impresiones no sean las mejores. Que responda mis e-mails, aunque sólo me haya visto una vez. Que un Pall Mall light haga resplandecer sus ojos. Que me de suerte para conseguir trabajo, y que me invite a su cumpleaños, aunque sólo me haya visto dos veces. Que me deje guardar la mochila en su habitación y que se sorprenda por mis hojas de ruta viajeras, aunque sólo haya pasado tres días por cada uno de esos lares. Que me traiga un detalle de sus viajes para luego tomar unas Pilsen Callao. Que no se mantenga en vilo al ver mis reacciones, que disfrute de sus viajes mientras yo planeaba mi conquista. Que sea sincera conmigo, y que me la ponga difícil. Que me deje cuidar de ella cuando esté enferma. Que me deje cautivarla con un beso al otro lado de la luna. Que me lleve al séptimo cielo. Que el taxista que me lleve a mi casa sea mi amigo de toda la vida. Que me sorprenda en mi cumpleaños y enfrente la difícil tarea de pasar unas horas con mis padres. Que sobreviva a esa tarea y me deje llevarla a su casa. Que me deje esperarla fuera de clases, que me sienta cuando no estoy y que me deje sentirla cuando no está. Que me deje llevarla al aeropuerto y me avise que está viva al llegar a su destino. Que me permita cometer desatinos. Que me deje recogerla del aeropuerto, para saber lo que se siente al tenerla de nuevo. Que me haga parte de su vida. Que su alma y la mía sean, por un momento, una fusión o un joint venture. Que no olvide ese momento. Que dibuje una sonrisa de felicidad absoluta al dormir, y que en esa sonrisa se sienta como alguien fuera de este mundo. Que viaje conmigo. Que regrese conmigo. Que me deje abrazarla para ser su manta. Que me sorprenda cada día, y que acorte la distancia. Que el volver a verla signifique superar lo imposible, y que sepa a verdad. La electricidad de su viento huele a ella, y es que ella huele a eternidad.