Moje hlavní stránka

Latest

Choledad

13600273_10157066414270364_1841152467163625852_n

Casera: véndeme una chirimoya Cumbe.  Pregúntame sobre mi vida, aunque sé que no te incumbe.  Pregunta por los años que pasé alejado de ti, por todas las veredas por donde se extravían los pasos que alguna vez grabé en el cemento fresco de un outsourcing municipal.  Hace tiempo que no tomo la Cuarenta Integrada, por más que me advierta sobre los peligros de los operativos de la policía de tránsito y que por eso ahora debe respetar los paraderos y que ahora también cuenta con cargadores de celular.  Pregúntame por qué ya no voy al mar, por qué ya no como Glacial, por mi marecita.  Las cajeras de Plaza Vea ya no tienen con quién discutir y las impulsadoras tienen sobrestock de panetones.  La panadería acumula los pedazos de budín y el jamón inglés de Braedt se remata por docenas.  Ahora ya toco el timbre para bajar de la combi.  Pregúntame por qué ya no compro tu caldo Ajinomen ni tu cera en pasta Emperatriz.  La verdad, casera, es que ando unos kilómetros fuera de Lima y Balnearios.  He tenido que cambiar tu manzana Delicia por el Apfelsaft.  He tenido que cambiar tu cordialidad por el self-checkout de Tesco y uno empieza a extrañar tu mandil lleno de pepas.  Extraño el olor a mango invadiendo todos los metros cuadrados de cualquier retailer peruano, acá el mango huele a tecnopor.  Extraño tu risa, tu alameda y tu Río Santa caudaloso.  Extraño que algo en el menú sea “atamalado”, que el mozo te sonría y que no te cobren las salsas.  Más aún, que el jabón líquido del baño esté en el pote de las salsas.  Extraño tu cómico ambulante y tu panca de choclo pisada al lado de la carretilla.  Tu rico higadito frito de a luca china.  Extraño tomar china de Larco a Benavides.  Sálvame, casera.  Limpia mis pulmones como el Alpamayo.  Que el sol de mayo me regale una cremolada de Kurich.  Esto no es armani, ni Esto es Guerra ni Combate.  Es el corazón de un peruano que late al otro lado de luna.  Es el packet loss del streaming de Radio Capital.  El que me arruina la hora del lonchecito.  Líbrame, por lo menos un ratito.  Sálvame de esta choledad.  Y como buen peruano, llegué tarde a la celebración.  Igual, feliz 28.

El chico LAN

Hoy me presenté frente a 10 personas cursando estudios en las mejores universidades de Lima y Balnearios.  Hoy me volví a presentar frente a 40 personas de las mismas características.  Tienes que conservar la calma y hacer que los demás escuchen tu amena presentación personal mientras dibujan un hombre bajo la lluvia con todos los dedos de las dos manos, las dos orejas, el suelo parejo y la sonrisa en la cara, y mientras piensan en cómo hacerte mierda para que no les quites la chamba.  Y luego de semanas de entrevistas, pruebas psicológicas y resoluciones del fin del mundo y la conservación de la raza humana, me llegó esa llamada.  Esa llamada al Nextel regalado por tu tío como regalo de santo, al Motorola indestructible forrado en goma, donde te preguntan cómo crees que te fue, donde finges hacerte el humilde, y donde literalmente explotas de felicidad cuando te dicen que tienes que acercarte el lunes a la oficina, a las 9 AM.  Créeme, nunca te van a decir la frase “estás contratado” o “el puesto es suyo”.

Fui.  Tomé la combi hora y media antes para disfrutar cada segundo de mi primer día de mi primera chamba.  Fui con mi foto carnet casi planchada, con el pelo engominado de Glostora, con los zapatos recién comprados y mi mochila Billabong mirando hacia el futuro.  Los 10 soles para el pasaje, el almuerzo, los puchos y el triple parchador hasta la comida.  Esperé mis 10 minutos en la recepción, como buen empleado de primer día.  Mi fotocheck decía Makerting y no Marketing, y no faltó un sub-gerente que comía pan con chiste que soltó su graciosísimo chiste al mejor estilo Dilbert: “¡¡¡¡¡Es que tú eres el maker!!!!!”.

No demoré mucho en hacerme el cliente estrella de la señora que vendía sus panes con pollo al grill eléctrico en la cafetería y del ya fenecido Solandino, el restaurante preferido por la muchachada practicante.  Mi sello distintivo era el basurero con 5 botellas de Inca Kola vacías.  Poco a poco me fui metiendo en el fascinante mundo de la aviación civil, de los paquetes turísticos, de la clase Business, de LANPASS y de LANTOURS y sus ofertas de baja temporada.  Cómo extraño mi mail de LAN, carajo.  Poco a poco fui entendiendo porqué todos sonreían, porqué la cordialidad de las trabajadoras de las agencias de viajes y sus sastres gamarreros.

Me despertaba, y me sigo despertando, sintiéndome orgulloso por pertenecer a un grupo humano conformado por miles de personas que, fuera de los falsos nacionalismos, era lo mejor de la aviación civil peruana.  Casi le pedí autógrafo a algunos célebres personajes de Faucett y AeroPerú.

Nunca sabré porqué disfruté tanto trabajar en LAN.  Nunca viajé por trabajo ni tuve beneficios aéreos por ser practicante.  Asumo que habrá sido por el grupo humano con el que compartí mis primeras lecciones laborales, tomando el té en vaso de tecnopor mientras reíamos por lo que habíamos hecho el fin de semana.  En LAN simplemente aprendí que tienes que sacarte la cresta, como dirían los chilenos, para darle la mejor experiencia a esos que todos los días van por los cielos del mundo.  Hasta el día de hoy sigo siendo el más camiseta, el que se sabe de memoria el procedimiento de embarque, el video de seguridad, el encanto de volar.

Quiero ser Europa

Fuente: Flickr Oxlaey.com | CC BY 2.0

Ucrania.  Muchas cosas se me vienen a la cabeza cuando pienso en Ucrania.  Pienso en Andriy Mykolayovych Shevchenko, tremendo futbolista.  Pienso en una de las mejores profesoras que tuve en la Universidad de Lima, Ludmila Volodina Egorovna, quien me enseñó el curso de Ingeniería de Procesos cuando estudiaba Ingeniería de Sistemas, antes de cambiarme a Administración.  Como comprenderan, modelar procesos en estándares IDEF0 e IDEF3 no es precisamente un mate de la risa.  Ludmila, con un español impecable, flawless, apelaba a su ingenio para mantenernos conectados a la clase, hasta enseñándonos algunas palabras en ucraniano.  La mayoría habla ucraniano, pero un importante 30% considera al ruso como su lengua nativa y, nevertheless, los que consideran al ucraniano como su lengua nativa usan el ruso como segunda lengua, es decir, la gran mayoría habla ruso, sino, ¿por qué crees que las nuevas chicas doradas de Rústica son consideradas como rusas por el programa Enemigos Públicos, señalando a Kiev, la capital ucraniana, como Rusia?  Para hacer gala de la cultura general, que nosotros, los peruanos reclamamos a todo el mundo, las chicas hasta se ponen a cantar el himno ucraniano, ver 7:29:

Ucrania está en problemas.  Está en problemas desde hace tiempo.  El país empezó a polarizarse cuando destituyeron, para luego meter presa, a Yulia Timoshenko, ex Primera Ministra.  ¿Cómo es la vaina? Timoshenko era una rica empresaria del gas y muy cerca a la Unión Europa.  Rusia mantiene mucha influencia en Ucrania, concretamente comercial, y  a los rusos no les gusta ver a los ucranianos haciendo guiños con la UE, lo cual, y a mi parecer, es ridículo considerando la cantidad alucinante de inmigrantes ucranianos en países de la UE.  La cosa es que a la Timoshenko le abrieron un proceso por abuso de autoridad y, posteriormente, la mandaron de paseo a Canadá.  Sin embargo, en palabras de Catherine Margaret Ashton, baronesa Ashton de Upholland, alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, la sentencia “tendrá consecuencias profundas”, porque “llega después de un proceso que no ha respetado las normas internacionales y que confirma que la justicia es aplicada de forma selectiva por motivos políticos contra los dirigentes de la oposición y los miembros del anterior gobierno”.  El país se polarizó, pero la cosa no llegó a mayores porque a la “sele” le venía yendo meridianamente bien para el mundial de Brasil 2014.  Llegaron al repechaje, y cuando todo parecía que ya tenían medio pasaje de avión a Brasil tras ganarle a Francia en la ida, Francia les zampó 3-0 en la vuelta y se quedaron sin pena ni gloria.  Ouch.

Luego de esto, la UE empezó a hacerle quecos a Ucrania para empezar las conversaciones de adhesión a la UE.  Ahora, esto no significa que ya están de hecho en la UE, hay países que están años de años oficialmente en conversaciones, caso Turquía, y siguen esperando cual Niágara en bicicleta.  Pero muchos ucranianos quieren pertenecer a la UE.  Algunos dirán por temas de modernidad, otros dirán que por temas de visa.  Yo creo que es porque Ucrania sería el destino principal de los fondos europeos de llegar a estar en la UE, al ser el país más grande de Europa (sin considerar Rusia, porque incluso su parte Europea es más grande) y tener una agricultura fuerte, y ya todos sabemos que a la UE le importa un duro el libre comercio cuando se trata de proteger a sus agricultores.  Pero los ucranianos se achoraron porque Víktor Yanukóvich, actual presidente de Ucrania, le dijo a la UE que sorry con excuse me, pero no.  Y ahisito nomás, cerró un préstamo enorme con Rusia, con lo cual se armó la tole tole.  A los ucranianos parece que les llegó al “chómpiras” que el presidente esté chochera con Rusia, ya no quieren saber con Rusia.

Empezaron las protestas en marzo, mi pata Kyryl, uno de los ucranianos de la maestría, me pasó la voz para ir a una de las protestas organizadas por los ucranianos residentes en Praga, pero no pude ir, lamentablemente, por tener compromisos académicos.  Estas protestas se organizaron en toda ciudad donde hubiera un ucraniano, y en Kiev las cosas estaban bien movidas.  Las protestas empezaron a fines de noviembre y hasta el día de hoy no paran.  Algunos manifestantes tomaron la alcaldía de Kiev, cosa que está mal, porque la violencia nunca es buena, y hasta derribaron la estatua de Lenin:

Hubo un intento de acercamiento para negociar, entre el gobierno y los opositores.  Sin embargo, la UE suspendió las conversaciones, la gente se volcó a las calles a protestar, hubo represión y gente supuestamente pagada por el gobierno para que proteste a favor de ellos, Chavista style y el gobierno saco una ley para restringir las protestas:

El día de ayer se conoció que han muerto 5 manifestantes antigubernamentales, y hoy Kiev se parece más a Sarajevo a principio de los 90 que a Bruselas:

Las protestas pasaran, seguirán los golpes a los que nos tiene acostumbrados el parlamento ucraniano, pero la pregunta es: ¿hay una solución próxima? ¿Ucrania será Unión Europea? He ahí el quid del asunto.

La Tesis


Author: Jodie Martin – Source: http://www.bubblews.com/news/264636-thesis-now-starting-on-graduating-students

 

Son las 19 horas en Praga, está nevando y me duele la cabeza.  Está nevando después de varios días.  De hecho, Praga era Bávaro Beach para esta época del año, pero tenía que empezar a nevar justo hoy, cuando necesito que el sol alumbre más que nunca.

Luego de unas respectivas mini-vacaciones veraniegas, donde recibí a un buen amigo del colegio, que no encontró mejor sitio que Praga para pedirle la mano a su futura esposa (o sea dijo que sí), tenía que dar un par de exámenes finales, y luego ponerme a trabajar en mi tesis.  Fueron pasando los días y los videos en YouTube cada vez eran más interesantes, así como los updates de mis amigos-y no amigos- en las diversas redes sociales.  Súbitamente limpiar mi casa, como una excusa para dilatar el comienzo de la tesis, me provocó más placer que nunca.  Hasta que, simplemente, no puedes patearlo más y te enfrentas a la triste realidad: tienes que deslizar el puntero del mouse hasta el botón de Windows, hacer clic en él, Programas, Microsoft Office Word, Documento1, hoja en blanco.  Márgenes 2.5, menos a la izquierda porque ese tiene 3, interlineado 1.5, Times New Roman 12, empecemos.

(espacio en blanco a propósito, no es hoja de respeto)

Y así estuve por varias horas, hasta que los caracteres ASCII empezaron a aparecer, lentamente, las ideas y apostolados comerciales empezaron a fluir.  La taza de té ya tiene la marca indeleble que no remueve ni una botella entera de Pur, una especie de Ayudín:

Fuente: Activa.cz

Y el desayuno es pan de molde, y es el pan el molde del día.  Y el jugo de manzana en caja que compré, como ya se abrió, se tiene que consumir en 7 días porque sino se malogra.  Y la comida ya no importa un arroz chaufa, sino un arroz con sillao.  Y siento que cada letra que pongo debe tener una fuente, cada cita una cursiva, cada nota un superíndice y un pie de página.        Los rincones más remotos son la puerta del baño y el cenicero, porque en el cuarto no se fuma.  Tus amigos en Lima están en la playa, tomando sol y comiendo buenazo, y es más, comiendo EN la playa; mientras tú estás cagándote de frío y luchando contra el abecedario latín y cirílico, las tildes, diéresis y demás diacríticos para que te digan Magíster e Ingeniero cuando te abran la puerta, para que puedas salir en Cuarto Poder o en la Hora N, para que De Althaus se ría de tus chistes, que te diga “qué bueno hombre”, para que puedas poner en tu perfil de Twitter “emprendedor”, o más fashion, “entrepeneur”, como decimos los gringos.  Para que puedas cambiar el mundo, para que tu rico Perú no sea más sólo el destino de vacaciones de tu familia, para que por fin chorree y haya inclusión social, para que vengas a mi casa esta navidad.

La parte más difícil de escribir una tesis no es escribir la tesis. La parte más difícil es escribir la tesis.

Research on Mobile Apps and the European Car Industry

Dear friends: We’re making a research for our master program, we would highly appreciate if you give us a hand by filling this survey:

https://docs.google.com/forms/d/19XxyY3ynxTWWNEAQbQcwkbqrAU-NslD7q-zh6GcR35s/viewform

Tráfico aéreo

Video not available

Y es que en este momento estoy haciendo lo que no debería estar haciendo.  Debería estar haciendo mi presentación para mi curso de Marketing, lo que voy a estar a haciendo en unos momentos, luego de estar haciendo lo que estoy haciendo en este momento.

Y es que, realmente, me parece increíble lo fácil que es encontrar inspiración justo en momentos en que uno necesita aplicarla para otra cosa.

Pasaporte, pasaje, un segundo.  La máquina no agarra mi código de reserva y tengo que hacer la cola para chequear la maleta.  Al final, ¿realmente hay una diferencia entre la cola para los que hicieron el check in y para los que no?

Empiezo a renegar por los minutos en que no fumaré.  Miro las caras extrañas de la gente de sabe Dios dónde serán.  Se cruzan miradas, música que consideras una mierda y que no entiendes cómo ese huevón puede estar escuchando eso.  Le pides a Dios que despierte a Cerati y que se junte Soda Stereo.  Empiezas a sudar porque en el aeropuerto salen 10 pantallas y no sale el gate de tu vuelo en las mismas.  Vuelves a putear porque ese aeropuerto no es como el de Frankfurt, donde hay sendas cabinas para fumadores a lo largo y ancho de la zona de espera.

La primera conexión.  En ese aeropuerto sí hay zona para fumar, pero la cajita de 5×5 metros se rebalsa de fumadores que estuvieron puteando igual que tú, y que tampoco pudieron fumar, igual que tú.  Puta madre, cómo quisiera tomarme una Inca Kola, carajo.  Pagaría hasta diez soles por una botella de medio litro, como los que pagaba en el smoking bar del Jorge Chávez cuando podías fumar antes de tomar tu vuelo sólo con pagar esa cantidad de dinero por una botella de medio litro de Inca Kola, el VIP lounge de los pobres.

Empiezas a deslizarte en esas vainas que parecen escaleras mecánicas pero que son planas.  En el Jorge Chávez también hay, alucina, sólo que miden tres metros, en este miden como cuarenta.  Juras que vas a leer todos los libros que trajiste en tu mochila para el tiempo de conexión, pero, al final, no lees ni mierda.  Te quedas viendo la gente, te vas al gate donde te toca, porque juras que si estás parado ahí desde antes va a venir un empleado de la aerolínea para empezar el embarque más rápido.  Juras que si llegas primero te van a hacer un upgrade gratuito.  Pasas la manga, y empiezas a rezar que los que te toquen al lado no te caguen el viaje.  Ruegas que tu vecino no haya zampado su mochilón de andinismo en tu compartimiento superior.  Te gustaría leer El Comercio, El Bocón o Trome en vez de USA Today o el Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Una Coca Cola, una cerveza y una bolsita de esas almendras ahumadas.  Fideos con salsa roja.  Los capítulos de Friends no están ordenados bajo capítulos, están meramente al azar.  El formato ha sido adaptado para la visualización en el sistema de entretenimiento a bordo.  No quiero ver Stuart Little.  El Discurso del Rey, ya la viste veinte veces, qué chucha, es buenaza esa pela.  Notas, sin asombro, que no hay cine latinoamericano.  My Big Fat Greek Wedding.  Capitán de Mar y Tierra.  “Por favor, tengan cuidado al abrir los compartimientos superiores, ya que objetos pesados podrían caer.  Los artículos electrónicos podrán ser utilizados a partir de este momento”.  Si hago check in me van a sacar la mierda con el roaming de datos.  Otra conexión, y te vas derechito al baño porque había cola en el del avión.  No lees los libros que llevaste para la conexión, pero chequea el catálogo del duty free a ver si hay algo bueno.  Todo es más caro que el carajo.  Los de Business y First Class, así como los pasajeros con niños y/o personas mayores desfilan al avión primero que tú, al avión que, finalmente, te lleva a casa.  Un pendejo se zampó en el asiento que escogiste en el check in.  “Señorita, ¿ahora sí tienen Inca Kola?”.   Como el vuelo es corto, te sientas en la ventana.  Bienvenido a Lima, tierra del Ceviche y del Pisco Sour, de la mazamorra morada y del suspiro a la limeña.

Video not available

Crónica de una navidad checo-peruana

Video not available

No hay Toribianitos, no hay pavo, no hay chocolate caliente para taza tipo Cuzco ni el estruendoso sonido de los “cuetes” reventando sin parar, llenando de pólvora hasta el último de mis cilios.

No hay algún Plaza Vea atendiendo las 24 horas por el crecimiento de la demanda, no ves a la gente rajando de lo misio que es el regalo que está comprando el huevón de al lado, de cómo la chica viendo los trapos de liquidación de temporada se puede poner encima ese color, de qué falta de clase y de cómo se nota que hay plata en el Perú y que a veces la democracia en este (o ese) país es mucha.

No veré a las figuras de Al Fondo Hay Sitio, Combate o Esto es Guerra desfilando con motivos navideños por las señales que transmiten su señal por el espectro radioeléctrico peruano, no podré ver las diferentes ediciones especiales de panetones, aunque debo decir que he visto unos comerciales que me han dejado bastante pensativo, ver los siguientes:

Video not available

Video not available

No podré comprar mi panetón de Melcochita o mi CD navideño de Diego Dibós y Anna Carina Copello, ni chispitas mariposa, cuetecillos, arrancadores, silbadores ni cuetones, aunque esos puedo comprarlos aquí en Praga sin problemas para año nuevo, hasta en Makro los venden, pero vamos a circunscribirnos a la fiesta navideña.

Las fiestas navideñas en la República Checa son algo distintas a las peruanas, aunque no extremadamente distintas. Acá también ponen lucecitas y árboles de navidad, aunque lo hacen unas dos o tres semanas después que en el Perú. Acá los regalos no los trae Papá Noel, sino el Niño Jesús de Praga, que me parece tiene más sentido pues es el cumple de nuestro pata el barbudo. Acá no se come panetón, aunque se puede encontrar en los grifos Agip, que son italianos y tienen su oferta navideña italiana. Yo me compré mi rico panetonzazo Melegatti, tírenle un bisteck:

Los checos tienen su propio panetón, la Vánočka, acá les dejo un video donde sale cómo preparar una Vánočka con 9 trenzas, el único problema es que es en checo pero es video así que no molesten:
Video not available

Una cosa muy tradicional aquí, también, es la carpa.  Cuando hablo de carpa no estoy hablando de una carpa para acampar en La Cantuta, sino un pescado.  Las carpas se venden frescas y vivas en la calle:

Claro que los vendedores pagan por el espacio y el proceso es ordenado, es decir que no tienes a mil ambulantes vendiendo carpa, y las carpas están en unas tinas enormes con agua, puedes comprar la carpa viva y te la llevas a tu casa y la pones en la tina y tú solito la matas y la pelas (nótese que es el pez, no el perro que está sapeando):

O puedes comprarla ya fenecida a la amiga carpa:

La carpa se apana en pan, porque no se va a apanar en otra cosa pues, ¿no?, y se fríe, y se come, porque no la vas a freír para dejarla tirada y tenerla de adorno.  Yo, haciendo gala de mi no adhesión al pescado, comeré mi pedazo de lechón, que es otro de los contenidos peruanos de esta navidad en Praga.  Acá también comen un montón de dulcecitos navideños:

Y los mercados navideños son así:

Mercado navideño en la Plaza de la Ciudad Anciana

En esos kioskos de madera venden dulces, vino caliente con canela, galletas de gengibre, o kion, como decimos en Perú, manualidades navideñas, jodol (hot-dog) y chorizo así bien riqui, marca Zeman todavía, que es como decir Braedt.

Tengo la suerte que justo me visitó una amiga arequipeña la semana pasada, y me trajo Kola Escocesa, toffees y chocolates de La Ibérica, así que la mesa de mi hogar no sólo será peruana, sino que también tendrá su toque de arequipeña.  Además, la estrella del nacimiento, claro que aparte del niño Jesús, es un angelito de los nacimientos peruanos tradicionales tocando su zampoña.  Así que esto, junto con el panetón italiano, porque no pude encontrar peruano, es el touch peruano de la navidad checo-peruana en la casa de mi suegra.

Veselé Vánoce! Felíz navidá! Son los sinceros deseos de este, su humilde servidor.

Epístola al Perú

Hay veces en que me pongo a pensar si, realmente, uno genera una conexión con el sitio donde nace, una especie de vínculo indeleble, una marca que perdura por los siglos de los siglos, per saecula saeculorum.

Hice sign up con el Perú, o sea contigo, en la segunda mitad de los ochenta, años difíciles por la hiperinflación y el terrorismo.  Soy de la generación que nació bajo el slogan “El Perú es un país de mierda”.  Y para serte sincero, mi vida no era ni por asomo el vía crucis que padeció la mayoría de tus ciudadanos durante esa turbulencia de precios que crecían de manera exponencial a la par con la pobreza y la violencia.  Tenía la suerte de poder usar flotadores importados en la piscina del Jockey, de poder disfrutar de una parrillada con mi familia en el interminable jardín de la casa de mi madrina, de poder ir a misa a la Iglesia de Fátima en Miraflores, de poder comer una hamburguesa en Pops, de escuchar los gritos de mi padre gritando “¡Punto Peruano!” desde la cocina.  Carajo, teníamos tele en la cocina.  Tenía la suerte de ir a la casa de Gerónimo, mi amigo del nido Isabel de Orbea, competencia del Little Villa, y poder bañarme en su piscina, así como jugar Nintendo y ver programas de la televisión gringa porque tenía antena parabólica.  De comer turrón de doña pepa del Club Nacional, de soñar de algún regalo que me trajeran mis primos porque se fueron de viaje a Miami, Disney y alrededores, de acompañar a mis papás a comprar a Wong, bueno, E.Wong en esa época, de tener una lonchera marca Rubbermaid y de sentir que me arruinaron la infancia porque mis compañeritos del Inmaculado Corazón me decían que se fueron de vacaciones a Estados Unidos o a Europa, mientras yo replicaba, ligeramente avergonzando, que mis papás me llevaron a Tacna y Arica.  Me queda claro que desde el primer momento de mi vida fuiste bastante generoso conmigo.

Corrían ya los noventa y esos que te hicieron tanto daño fueron parando poco a poco a la cárcel.  Todo parecía indicar que te ibas arreglando.  Teníamos una nueva moneda, llegaban productos que antes no llegaban, ya no hacíamos colas tan largas para comprar arroz, tenía Super Nintendo y Game Boy, y las mamás de mi colegio ofrecían el popular servicio del Choice Lunch, versión misia de la Cajita Feliz, o como decimos los gringos, Happy Meal, porque aún no había McDonald’s, aún no estabas tan bien parado.  Llegó el tiempo de sacarnos la mugre en los recreos con los taps, no faltaba algún hijo de puta que se había traído la máquina para hacer taps de Miami y te cagaba la ilusión de haberte sacado un super tap de Bugs Bunny en tu interminable bolsa de Chizitos, cuyo contenido, a excepción del tap, obviamente se iba directo a la basura, porque sólo querías el tap.  También estaban los huachafos que se habían comprado el ring de taps de plástico que venían con los chocolates Winter’s.  Sabían a mierda los chocolates Winter’s en esa época.  Épocas donde comer Kentucky o Pizza Hut era sólo para pitucos, y donde acababa de aterrizar Domino’s Pizza, y era la cagada porque algunos se alucinaban gringos porque era la pizza con que se cierra la película “Los Goonies”.

Nunca voy a olvidarme las inolvidables tardes en el Centro de Esparcimiento del Jockey Club, cuando empecé a jugar tenis, parecía que tenía futuro.  Mi papá me había comprado una caja de crayolas marca Crayola de la puta madre para el colegio, con mil colores, pero por alguna razón todo se fue a la mierda económicamente, ya en el Santa María alguna profesora me recriminó por el delito de no haber pagado la boleta, bajo la pena de no ir al espectáculo de Inca Kola en el coliseo, aunque no contaba con mi astucia de sacar la boleta recién pagadita, con lo cual el castigo pasó a ser el premio de ser inmediatamente repuesto en la fila, incluso llegando a estar primero.  Eran épocas en donde si no pagabas la pensión no podías ni dar los bimestrales.  Eran épocas del fenómeno del niño del 97, la crisis asiática, recesión, mi viejo perdió su chamba y tuve que irme a un colegio más acorde a nuestra realidad, el colegio a donde me iba a ir si me portaba mal.  Era como cambiar de un meche a un escarabajo parchado con radio Punto Azul bambeada y tubo de escape picado.  Mis compañeros más pudientes eran de Chama y Vista Alegre, mientras los menos, de Bolichera y Saint John of Looking Flowers.  No sabes cómo te agradezco infinitamente por eso, porque tuve la suerte de conocer gente de otros estratos socioeconómicos y de entender que no todo en la vida era tener amigos del Regatas, ya que al ser socio del Jockey no podía aspirar a pasar un fin de semana en La Cantuta o San Antonio, no podía comer Bembos sin tener que recurrir a mis papás para que me lleven y tampoco podía aspirar a practicar esgrima.

Empecé a interactuar mucho más con las computadoras, fui a Wilson por primera vez en mi vida y era como estar en el paraíso.  Eran mis épocas de adolescente donde hacía páginas web para poder comprarme mis CDs originales de rock peruano.  Así conocí a Mar de Copas, que fue probablemente el grupo que más escuché hasta hacerme adulto.  Recuerdo cuando me amanecía estudiando Historia, porque empezaba a estudiar a las 10 pm, me amanecía escuchando Radio Insomnio con Sergio Galliani, ya tomaba combi solo y generalmente tomaba una Todo Benavides, china a la 53, porque como no tenía Play Station me iba a jugar Winning Eleven ahí.  Muchas veces jugaba solo para poder practicar.  No puedo olvidar mi retiro de 4to de media, el retiro de la confirma, donde vi convulsionar a mis amigos, tocados por el espíritu santo.  Luego nos pasábamos la noche leyendo chistes rojos en las barracas sólo para hombres.  Mi mejor amiga se cagó de risa toda una sesión cuando le conté el chiste de “Aló, ¿está Agustín? No, estoy incomodín”.  Me sentí mal porque no me desmayé cuando me hicieron la imposición de manos.  Me confirmé, aunque luego pasé por un largo proceso de agnosticismo, hasta mi vuelta a la iglesia no hace mucho tiempo atrás.

Terminé el colegio, viajé a Tarma y Chanchamayo, me sentía la cagada porque empezaba a descubrirte.  Ingresé a varias universidades, de hecho pasé por la USIL y Cibertec, claro, menos de medio año en cada una, para luego luchar por lo que siempre quise hacer: estudiar en la de Lima.  Ingresé a la de Lima, ya tenía 18 años, empezaba a chupar con mis patas, y empezaba a valorar el hecho de saber que te juegas la mitad del sueldo de tu viejo por estudiar en una buena universidad.  Curiosamente la vida me hizo entender que el hecho de saber arreglar computadoras no te hace ingeniero de sistemas, y, al mismo tiempo, empecé a darme cuenta que me gustaba mucho interactuar con la gente, sobretodo cuando era parte del Equipo de Imagen de la universidad, donde mis sábados se pasaban en colegios y ferias educativas convenciendo a chicos no mucho menores que yo para que estudiaran conmigo, incluso llegué a compartir aulas con algunos de ellos.  Debo reconocer que mi principal motivación era que me regalaban el exquisito triple de pollo, jamón y queso de la señora Normita, antigua inquilina del kiosko del Pabellón C, de Estudios Generales, quien amorosamente me entregaba mi pedido, me llamaba por mi nombre, y no necesitaba decir palabra alguna para que me diera exactamente lo que quería pedir.  Me cambié a Administración, hice buenos amigos, disfrutaba yendo a clases, me sentía como pez en el agua.  Ingresé a AIESEC, empecé a destacar rápido por mi labia bastante particular, y porque, como lo principal era generar intercambios entre el Perú y otros países, conocer gente de todo el mundo, empecé a darme cuenta del país maravilloso que eres.  A veces no entendía por qué venía un pata de Finlandia, un chico de Alemania, o una chica de India al Perú.  Incluso sigo pensando que a veces puede ser muy chocante para un extranjero vivir en tí, por lo caótico del transporte público, por ejemplo, pero es que eres un país tan de puta madre, tan completo, diverso, que todas esas cosas pasan a un segundo plano.

Tuve la suerte de poder ir a Chile, mi primer viaje solo, para tratar de entender por qué supuestamente nos detestamos entre nosotros, y me llevé con la sorpresa que es, en mayoría, puro ruido mediático, y que poco a poco nos vamos conociendo más y que somos países bastante similares.  Luego pude regresar a Chile, y pude conocer Argentina y Uruguay, también promoviendo tu nombre como destino de intercambios.

Conocí a mi esposa, que es checa, luché por ella casi 3 años, sorteando la distancia, mis prácticas profesionales y segunda mitad de la universidad.  Conocí Europa, al principio te debo confesar que me quedé cojudo y, nuevamente, volvía a considerarte un poco como un país de mierda, atrasado, sin la variedad de yogures que visten los frigoríficos de los supermercados europeos, sin trenes, sin metro, sin un sistema integrado de transporte, pero sólo en ese sentido, porque en República Checa siempre me decían que eras un país muy bonito, incluso hay checos que te conocen mejor que yo, ¿puedes creerlo?.

Heme hoy, a seis meses de haberte pisado por última vez.  Tú sabes que esos últimos dos meses de ciclo de verano, de último ciclo fueron bastante difíciles.  No había noche que no se me cayeran lágrimas de los ojos porque, aparentemente, parece que uno aprende a amarte mientras más lejos está de ti.  Me preguntaba cuándo iba a volver, cuándo iba a escuchar de nuevo las puteadas de mis papás, cuándo me iba a volver a meter una borrachera espectacular con mis mejores amigos, cuando éramos Knox, Pipi, Klaus y yo.  Las interminables noches estudiando cálculo con el gordo Williams y con Armando Alegría, con la memorable destrucción de la Guía de Ejercicios #1 de Pipi.  Cuando nos cagamos de risa dos horas porque le dijimos al pobre mozo del Clubhouse de Palmas que el restaurante era una bomba de tiempo porque no tenía la señal de no usar ascensor en caso de sismo ni banda antideslizante en las escaleras, siendo un restaurante de un piso y al aire libre.  Daría la que fuera por comerme una bolsa de rosquitas y cachitos de mantequilla de esa panadería chiquita en la calle Huancavelica del centro de Lima, una empanada de carne y budín de yuca del Buen Gusto, un Bisteck a lo Pobre del Buen Sabor, o un señor plato de Sorrentinos de Ají de Gallina y Raviolones de Asado de La Bistecca.

Aquí, en la República Checa, tuve la oportunidad de enseñarle a los niños checos quién eres.  Pasaron miles en frente mío, y, cágate de risa, ha sido la experiencia que más me hizo aprender y sentirme orgulloso de ti.

Hagamos un trato.  Voy a sacarme la mierda en mi maestría y hacer lo imposible por regresar a ti luego de la maestría y devolverte todo lo que tu me has dado.  Tú, déjame volver a ti, bañarme en tus mares, leer las venas de tus ríos, volver a vivir un rato en tus paisajes, romper todos mis sentidos con tu gastronomía y volver a sentirte en plenitud.

Video not available

La Marca del Perú

Escrito para LemonPolitik.com.

Durante el gobierno de Alejandro Toledo se marcaron algunos hitos en las políticas del Estado peruano en temas comerciales, y una de ellas fue la creación del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo del Perú, o para que te relajes, MINCETUR, un 23 de julio del 2002, bicentésimo cuarto día del año del calendario gregoriano y número 205 en los años bisiestos.  Las funciones de este ministerio, las pueden ver a detalle en este link, pero para no hacernos la cosa complicada, básicamente el Estado por fin le dio rango de ministerio a dos actividades importantísimas para eliminar la pobreza en el Perú:  Comercio Exterior, o Trade, como decimos los gringos, y Turismo.

Uno de los objetivos de este ministerio, según la rica Ley de Organización y Funciones del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, específicamente el 18, es:

Promover la imagen del Perú con el fin de incrementar el desarrollo del comercio exterior y el turismo incluyendo a la artesanía.

En concordancia con ese objetivo, el Perú lanza la primera campaña de su marca país, llamada “Perú: Despierta tus seis sentidos”, bajo el eslogan “Perú: País de los Inkas”:

 

Video not available

Esta campaña, lanzada en el 2003, fue la primera que se hizo sobre el Perú a nivel internacional, se empezó a pagar espacios en canales de cable, en televisión estadounidense, en publicidad exterior en varias ciudades del mundo, en revistas, etc.  O sea, este fue el comiencito.

Luego de esta primera campaña, y de haber adquirido bastante experiencia con la misma, se lanzó una segunda fase en el año 2008, si tampoco me equivico, llamada “Perú, vive la leyenda”, donde se tuvo previsto impactar a 510 millones de personas:

 

Video not available

Esta última campaña es la primera hecha durante el segundo gobierno de Alan García quien, dios mediante, no destrozó al Perú como lo hizo en el segundo lustro de los años 80, sino que realizó un gobierno bastante aceptable en términos económicos. Luego de estas campañas, se dio cuenta que no se lograba conjugar la promoción del comercio y turismo bajo una sola marca, ya que, paralelamente, en el año 2004 el Ministerio de la Producción, o para que te relajes, PRODUCE, lanzó una campaña llamada “Cómprale al Perú” que venía con este loguito de aquí:

Con lo cual, se crea una duplicidad de funciones o duplicidad de logos.  Lo que se quiso hacer fue unificar los esfuerzos en materia de promoción comercial, de turismo y de inversiones, bajo una misma marca.  En julio de 2009 se empieza a diseñar lo que hoy conocemos como Marca Perú, y acá les pongo el timeline de cómo se desarrolló.  Vayamos al mapa, como dijo alguna vez el presidente Fernando Belaúnde Terry:

timeframe

La ganadora de la Buena Pro fue Future Brand, y a continuación pueden ver a Gustavo Koniszczer, Managing Director, hablando sobre cómo se desarrolló la creación de esta marca:

Y a continuación, el video de lanzamiento de la Marca Perú:

 

 

 

Video not available

Ya con la marca en el aire, la primera fase del lanzamiento se concentró en los peruanos, que muchas veces no saben todas las bondades de su tierra. Esta campaña fue filmada en Peru, Nebraska, y representa a los peruanos que no saben lo maravilloso que tiene el Perú y, por ende, no sabe cómo ser un buen embajador del Perú.  Y como dice el video, nos vamos a la campaña, señores:

 

 

Video not available

 

 

Al día de hoy, esta campaña ha cosechado varios premios, como el Premio Webby, “el Óscar de la web”, tres Ojos de Oro en el Ojo de Iberoamérica, el Gran Effie 2012, y el más reciente, y probablemente más importante también, un León de Bronce de Cannes 2012.

Quisiera destacar el hecho que el presidente Ollanta Humala también se ha sumado al apoyo de esta marca.

La siguiente campaña está presupuestada para salir el 3 de Julio de 2012, de acuerdo a la Vice Ministra de Turismo, Claudia Cornejo.

Ahora bien, ¿por qué es importante que el Perú siga invirtiendo en esta marca y en este tipo de campañas?

Aún es prematuro hablar de resultados concretos desde la implementación de la Marca Perú como tal, ya que recién se implementó en la mitad de 2011, pero ya que estas campañas se han venido realizando desde el año 2003, podemos señalar, de acuerdo al Boletín Mensual de Turismo del Mincetur del 14 de Enero de 2011, que entre el 2005 y el 2009 la llegada de turistas internacionales al Perú se incrementó a un ritmo de 8% promedio anual, el ingreso de divisas generado por el turismo receptivo en el Perú se incrementó a un ritmo de 12% promedio anual y que entre el 01 y 09 de enero de 2011 se registró un total de 61.100 visitantes5 extranjeros, lo que implica un incremento de 16,4% con respecto a similar período del año anterior. Al cierre de 2011, el Perú registró 2.597.803 turistas internacionales, esto quiere decir que el turismo receptivo en el Perú ha crecido el triple que en el resto del mundo, que creció solo 4.4%.  Asimismo, se registró un monto de US$2.912 millones en divisas por turismo receptivo, lo que implica un incremento de 17,6% con respecto al año 2010.  Y para este año se espera, de acuerdo a la Organización Mundial del Turismo (OMT), que el turismo en el Perú crezca por encima del 9%.

En el caso de las exportaciones, se espera que para este año crezcan en 15%, y de acuerdo a la CEPAL, el Perú es el quinto receptor de inversión extranjera en Latinoamérica.  Es meridiánamente diáfano que todas estas campañas han ayudado en sobremanera a la economía del Perú y a los tres pilares de su marca.

Han habido algunas voces en contra en el Perú, como por ejemplo que la marca Perú sólo refleja Lima y sus blanquitos, o que no se refleja mucho la sierra o la selva.  Creo que si se ven bien los videos expuestos anteriormente, se darán cuenta que las estampas de la sierra y de la selva se dan igual o más que las costeñas, y creo que eso refleja un complejo de inferioridad.  Además, esta marca no sólo se enfoca en promover el turismo, ya que, aparte de este, sus otros dos pilares económicos son el comercio y la inversión privada, con lo cual también se deberán ver imágenes de nuestros productos, y ahí mayoritariamente serán de la costa y de la sierra, y también de nuestra infraestructura, en la que se mostrará más la costa peruana.

Hay que comprender que nada es perfecto, pero esta iniciativa es la primera que parece estar funcionando, de acuerdo a las estadísticas expuestas, y que encima está logrando ser reconocida a nivel mundial, no sólo con mejores resultados sino que también con premios en distintos países del mundo, y creo que es muy positivo que el gobierno de Ollanta Humala haya decidido continuar con esta política en material de promoción del turismo, el comercio y la promoción oportunidades de inversión en el Perú.

El Perú es una gran marca, y todos estamos invitados a ser sus embajadores.

 

TLC entre el Perú y la Unión Europea, ¿cómo lo consiguió?

Escrito para LemonPolitik.com

Si bien es cierto que este tratado de libre comercio también incluye a Colombia, país que viene creciendo económicamente también y que junto a Perú, México y Chile acaba de constituir la Alianza del Pacífico, quisiera enfocarme en el Perú, pues es mi país.

Soy testigo de cómo, desde el año 2002 con la ampliación del ATPDEA y la posterior firma del TLC con Estados Unidos, el Perú ha venido creciendo a grandes tasas. Desde ese año, el Perú ha crecido, en promedio, 6.7%. En el año 2008 no sólo creció a 9.8% en un contexto de crisis mundial, sino que ademásregistró la segunda inflación más baja del mundo, luego de Francia, después de haber registrado una de las mayores hiperinflaciones en la historia del hombre en el año 1989.

La pobreza se ha reducido en alrededor de 30% y esto ha generado un incremento en el consumo, por el hecho de haber generado más consumidores, con lo cual, el día de hoy tenemos un Perú que crece en gran medida por su demanda interna.

Ahora bien, ¿cómo es que el Perú ha podido conseguir tan buenos indicadores macroeconómicos?

Con estabilidad política, con políticas fiscales bastante exigentes, nótese que en este momento tenemos más Reservas Internacionales Netas que Chile y Argentina.  Pero, por sobretodo, creo yo que por la apertura comercial del Perú.  Se entregó en concesión el Aeropuerto Internacional Jorge Chavez, hoy en día el mejor aeropuerto de Sudamérica de acuerdo a Skytrax, durante el gobierno de Alejandro Toledo.  Durante el gobierno de Alan García, curiosamente quien fuera presidente durante la debacle económica del segundo lustro de los años ochenta, se concesionaron los muelles norte y sur del Callao, renovando completamente su infraestructura e incorporando, por fin, las famosas grúas pórtico, que reducen el tiempo y aumentan la capacidad de carga.

La llegada de Ollanta Humala al poder trajo como consecuencia un ambiente deincertidumbre en el empresariado local y extranjero, sin embargo, Humala entendió que para poder ejecutar su “Hoja de Ruta”, lista de medidas económicas y de gobierno con las cuales conquistó a los votantes de centro que necesitaba para ganar la elección en el Perú, necesitaba recursos, y que el Perú estaba en una situación económica inmejorable para luego desistir de cambiar las reglas de juego y experimentar con alguna aventura proveniente de la izquierda peruana, que acaba de romper palitos con Humala, justamente por cumplir la hoja de ruta, y no el inicial plan de gobierno, bastante de izquierda radical, llamado la gran transformación.

No todo es color de rosa en el Perú, pues en estos días se vive una serie de conflictos sociales, protestas en contra de la actividad minera, bajo la premisa que la minería arruina el medio ambiente y los medios de subsistencia de las familias presentes en la zona de influencia de estos proyectos, siendo el más famoso el proyecto Conga, y últimamente la operación de la mina Tintaya, ubicada en la provincia de Espinar en el Cuzco.

Hay que señalar que estas protestas no tienen un verdadero propósito ambiental, sino por el contrario político, pues todas han sido orquestadas por izquierdistas radicales que están empezando a ver en estas protestas su caballito de batalla para un posible partido político, actualmente un grupo llamado Tierra y Libertad.

Sin embargo, el Perú ha sabido sortear estos problemas y demostrar que es un país serio que quiere superarse, y tiene en la Unión Europea un importante socio comercialEntre los principales países miembros de la UE que hacen más volumen de negocios con el Perú se encuentran Suiza, España, principal inversionista en el Perú, el Reino Unido, segundo inversionista en el Perú, Italia, Holanda y Alemania.

El tratado se firmará este 26 de junio en Bruselas, y brindaremos todos, porque el Perú sigue avanzando luego de haber sufrido tanto por tanto tiempo.

Video not available